En Boca de Todos / ¿DONDE QUEDO LA BOLITA?

En Boca de Todos

Por Guadalupe Escobedo Conde

 

¿DONDE QUEDO LA BOLITA?

 

Como las “Palabras en el viento”, las letras de ALICIA CABALLERO GALINDO nos acercan a las “viejas” nuevas historias, 24 para ser exacta, como horas tiene el día, de días cotidianos, de gente común, campirana y urbana, personajes citadinos y rancheros, del antes y del presente.

 

Los cuentos que la vida nos narra de boca en boca, la maestra de vida se los apropia y los recopila en 138 páginas, no sé hace bolas, ni bailotea con la bolita que sube y que baja, pero sí se cuestiona ¿Dónde quedó la bolita?

 

Como en los chismes de: “Ahhh, pueblo chico” donde a Julianita la confunden con Juanita y los borrachos no la bajan de coscolina, por cierto la susodicha ni enterada del enredo y el desenredo; o como en las faenas de Procopio y Maclovia, que en un intercambio de tareas del campo y las domesticas deciden que es mejor “cada chango a su metate”.

 

La narrativa costumbrista que nos presenta ALICIA nos lleva de la mano, de historia en historia, a escenas muy conocidas, que nos enganchan con picardía, realismo y misticismo, que nos evocan momentos de familia, de comunidad, cosas que a todos nos pasan, que son lecciones de vida y nos convidan a darnos cuenta que: lo que hoy es tragedia, con el paso del tiempo nos resultará comedia. Nos invita a leer entrelíneas la cotidianidad de la vida misma.

 

En una mañana monótona, de repente “el sol colorado” sorprende a Gaspar y Mercedes, quienes con una decena de años de matrimonio no pueden ocultar su aburrimiento, el hombre hace lo de siempre, pero ese día, más que otros, sintió como el fuego le llego a los aparejos, mientras que la mujer le deja para después la buena nueva de su dulce espera, desde esa luna, “con el sol colorado” a cuestas sus días no volverían a ser iguales.

 

Entender a la naturaleza y a la humanidad es básico para la supervivencia, así lo demostraron “los astrónomos de Santa Rita” en Soto La Mariana, en los años treinta, que ni tan burros, superaron con su instinto a los ingenieros que apostaban al progreso para sacar de la incultura a los lugareños.

 

La  prolífica autora de estos y tantos textos, es multifacética, maestra de profesión, de las de antes, amante de la fotografía, fotografía de la de antes no tanto de las selfies de ahora, practicante de la jardinería, creadora de literatura, poeta y guardiana celosa de su vida hogareña, y hoy nos junta estas historias. Comparte sus letras en el programa “Palabras en el viento” en RADIO UAT. Conoce bien la fuerza de las palabras, las teje al aire, las canta, las cuenta y poetiza, en un espacio radial dedicado precisamente a revalorar la palabra, hacer poesía, cultura y construir ciudadanía desde el arte.

 

En RADIOUAT le habla al oído al radioescucha y se adueña de la palabra, la culta, la de arte, para combatir el estridente ruido de afuera, que descompone el léxico o lo convierte en emoticones.

 

El texto que hoy nos entrega, es una buena semilla cultural para todos, como uno de sus tantos cactus erguidos y bien cuidados. Nos asegura para la posteridad las narrativas de antes, de hoy, de siempre. Las maravillas textuales de ALICIA, nos maravillan. Invitan a no conformarnos con las respuestas, pues siempre quedarán las palabras en el viento de: ¿Dónde quedó la bolita?

 

En Boca Cerrada

A 65 años del voto de la mujer en México, las diputadas federales celebraron la efeméride con la etiqueta “no sin mujeres” la paridad en los congresos es ya una realidad, pero aún no son días de fiesta, sigue combatir la inequidad en el reparto de comisiones y poner un alto a la violencia política de género.

 

En la nube

#LaRopaaa.- Clásico, llega la feria y llueve a cantaros y hace frío.

 

@LupitaEscobedoConde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *