En Boca de Todos / Que caigan todos los Félix de México

En Boca de Todos

Por Guadalupe Escobedo Conde

 

Como si fuera un capricho presidencial, se aceptó el registro a la gubernatura de Guerrero del Senador con licencia, Félix Salgado, no importó las denuncias públicas y legales de las mujeres que le acusan de violencia sexual y acoso, tampoco importó el respaldo de todos los colectivos feministas del país que se unen contra de él.

 

Como si no hubiera más que éste impresentable, como si fuera el único personaje que de Morena puede dar la batalla por esa gubernatura, como si el reclamo generalizado de las mujeres no se escuchará, y así, ante los oídos sordos del sistema político patriarcal que arropa al político, él en su registro y sin tantita pena, les habló a las mujeres y les ha dicho que “sin ellas no hay cuarta transformación”. Hasta parece broma, pero es anécdota, que recordaremos como tragedia.

 

Sabina Berman, que hasta hace poco tenía afectos con la 4T, posteo en twiter un pedimento a Félix Salgado “Si en serio respetas a la mujer, caréate con las 6 mujeres que te señalan por violencia sexual”, pero la única respuesta que recibió fue de las activistas feministas, que crearon un hastashg especial para este candidato #MeTooFélixSalgado y ahí se van sumando las denuncias públicas contra el amigo del presidente.

 

Al tiempo que se ejecutaba el registro del candidato, la protesta feminista se platón justo abajo del balcón presidencial, para entonar el himno “un violador en tu camino”, realizaron pintas y reclamos, que, advierten, no van a cesar.

 

“Un violador no será gobernador” gritaban, pese al congelante frío y piden al presidente no encubrir a violadores, que este asunto no es producto de la temporada electoral, como el presume e invitan a las mujeres a la resistencia nacional

 

“Que caiga Félix y todos los Félix de México” es la consigna.

 

La patraña política se consumó en el mero Día de la Mujer Mexicana, efeméride que data de 1960, para crear conciencias sobre la igualdad de género en todos los espacios públicos y privados.

 

Y no es el único encampañado con el lastre del mal comportamiento, las mismas feministas ya están visibilizando, por regiones, a los agresores sexuales, deudores alimentarios y a quien haya ejercido o ejerza violencia política, para que los partidos tomen cartas en el asunto y se ajusten a la ley 3 de 3 contra la violencia hacia la mujer. Pero la mentada ley, aceptada por los diez institutos políticos que jugarán en la actual contienda, parece que nació como letra muerta.

 

Es una franca burla que la hayan aceptado para luego ser omisos y hasta comparsa de los políticos violentos, acosadores y con muestras públicas de su falta de respeto hacia las mujeres.

 

En este país, todo territorio machista y misógino, se cuentan por todos lados las violencias ejercidas por políticos en el poder. En todos los niveles, de todos los partidos, en todas las épocas, nos hemos topado con un Félix en el camino. No hay que buscarle mucho, con tantita memoria, cada región recuerda los secretos a voces de los innombrables.

 

Si hacemos memoria colectiva, ¿De quién te acuerdas?

Y si no te acuerdas ¿Quizás sea Usted? O el amigo, compañero de fórmula, camarada, compadre, compinche o alcahuete político.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *