Muere Maradona a los 60 años de edad

  • Nos comunicamos hasta Buenos Aires vía telefónica para una entrevista con quien fuera su compañero de equipo en el Club Atlético Argentinos Jrs durante la década de los 70s, el ex delantero Gustavo Ruiz, quien nos platicó anécdotas de aquel joven Maradona, lo que significa para Argentina su figura, y el dolor por su muerte en aquel país.

Ciudad Victoria, Tamaulipas, a 25 de noviembre del 2020.- La mañana de este miércoles el argentino Diego Armando Maradona, quien es considerado por muchos fanáticos, entrenadores, periodistas y expertos en el deporte, como uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, falleció en su residencia de la provincia de Buenos Aires, a los 60 años de edad, esto de acuerdo a lo informado por su propio jefe de prensa a la agencia de noticias EFE.

Fue alrededor de las 1 de la tarde en Argentina, 10 de la mañana en México, cuando algunos medios locales informaron que Maradona sufrió un paro cardíaco en su domicilio, y que al menos cuatro ambulancias se dirigieron a su vivienda, sin embargo, poco pudieron hacer para reanimar a quien fuera campeón del mundo con su selección en el año 1986 durante el torneo disputado en nuestro país.

El deceso fue anunciado y confirmado poco después por diversos canales de televisión, programas de radio y medios de todo el mundo, creando una gran consternación en fanáticos al futbol de todos los países.

Recordemos que Maradona, quien recién celebro su cumpleaños el pasado mes de octubre, y que se desempeñaba como entrenador de Gimnasia y Esgrima la Plata en la Primera División de su país, estuvo a principios de noviembre diez días internado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un “bajón anímico”, pero al hacerle diversos chequeos se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado, al parecer en aquel momento, de manera exitosa.

Luego, tuvo algunos episodios de confusión que los médicos asociaron a un cuadro de abstinencia. Y después, ya en su hogar y en recuperación, ocurrió el paro cardíaco en su domicilio que terminó finalmente con su vida. Una vida llena de logros, éxitos, pero también de excesos y escándalos.

Precisamente para hablarnos de su vida, de lo que como jugador representó y representa para todo Argentina, y de lo que significó tenerlo como compañero de equipo, Radio UAT se comunicó hasta El Palomar en Buenos Aires, con Gustavo Ruiz, ex delantero de Argentinos Jrs en la década de los 70´s, quien compartió vestuario con un joven Maradona en sus inicios en el futbol.

“A Maradona lo conocí, primero, en el proceso del seleccionado juvenil de Argentina pre mundial allá por el año de 1977, en donde ambos fuimos convocados y jugamos algunos partidos amistosos juntos. Después, coincidimos en el vestuario de Argentinos Jrs, él con 17 años y yo con 18, éramos los más pibes. Ahí lo conocí más, pues fue una convivencia diaria”.

Ruiz recordó que, a pesar de su juventud, la figura de Diego ya era admirada y respetada, primero en su club, y después en todos los estadios del país, debido al gran talento natural que poseía con la pelota en sus pies.

“La hinchada de Argentinos Jrs no es muy grande, y te puedo asegurar que en aquellos años llenábamos no solo nuestro estadio, sino también las gradas de los estadios visitantes. Todos querían verlo a él. No a nosotros. Querían ver a Maradona. Imagínate lo que fue, lo que era. Era un jugador único en su tipo, al que vi hacer cosas increíbles en una cancha”.

La muerte del ídolo mundial ha pegado fuerte en los fanáticos al futbol, principalmente en su país natal, donde incluso se fundó una iglesia con su nombre (la iglesia maradoniana), fanatismo que Gustavo Ruiz atribuye a que, gracias a la figura de Maradona, Argentina se posicionó en los primeros planos mundiales del ámbito deportivo y social.

“En los 80´s, cuando uno iba a cualquier país, por más remoto o pequeño que este fuera, si uno decía “Argentina” no sabían nada. Pero al decir “Maradona” entonces ya se ubicaban. Nos dio muchos triunfos y alegrías, cosas muy lindas que jamás se olvidaran. Es el mejor jugador de la historia del futbol, lejos. Acá es un símbolo, con sus cosas buenas y malas, pero en cuanto al futbol no tiene comparación”, refirió.

Finalmente, el ex goleador aseguró que en Argentina la muerte de Maradona ha ocasionado que el país se paralice, y que haya “gente llorando en las calles, la gente está mal. En todos lados acá, en todos los programas, en todos los diarios, no se habla de otra cosa más que de eso”.

Cabe descartar que, como jugador Maradona fue campeón del mundo con Argentina en 1986, subcampeón en 1990 y campeón del Mundial Juvenil en 1979, además de obtener la Copa Artemio Franchi de 1993. Disputó su último partido con la albiceleste el 25 de junio de 1994 contra Nigeria en el Mundial de ese año, donde fue suspendido por dopaje.

Fue campeón con Boca Juniors, jugo en el Barcelona de España, con Napoli de Italia, ganó una Copa de la UEFA, los dos únicos scudettos que posee la institución, y marcó un gol imposible en 1985 contra la Juventus.

Tiene el récord de ser el jugador que cinco veces fue máximo goleador de campeonato de Argentina. El denominado Gol del Siglo marcado por él contra los ingleses en el Mundial de 1986 es señalado por una votación de la FIFA como el mejor en la historia de los mundiales del siglo XX, y en el cuarto puesto figura uno de sus goles contra Bélgica en semifinales, del mismo mundial.  Fue también elegido por la FIFA como el mejor futbolista popular del siglo xx.

Luego de su retiro fue conductor televisivo, y entrenador de diversos equipos, entre ellos el Dorados de Sinaloa de nuestro país, con el que visitó la capital de Tamaulipas, Ciudad Victoria, para enfrentar al Correcaminos de la UAT, apenas el año pasado.

Una de las jugadas más polémicas de Maradona en el mundial 86, la “mano de Dios” contra Inglaterra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *