En Boca de Todos / Otro paro de mujeres

Por Guadalupe Escobedo Conde

 

No se asusten, no es otro día nacional sin mujeres, como el que ocurrió este año con la huelga propuesta por Las Brujas del Mar el 9 de marzo, la primera huelga femenina que detuvo al país entero y reflejó la importancia de las mujeres en la vida social productiva, el hartazgo de ellas ante la violencia y la urgente necesidad de más estrategias para garantizar los derechos humanos de todas las mujeres y las niñas.

 

En este 25 de noviembre, del pandémico 2020, lo que ocurre en punto de las 11 de la mañana es un minuto de paro y otras manifestaciones civiles en la lucha por la Eliminación de la Violencia de Género, en la efeméride que convoca la ONU a partir de hoy y por los próximos 16 días a nivel global se emprende otra campaña en favor de las mujeres, que culmina el 10 de diciembre, fecha de conmemoración de los Derechos Humanos en el mundo.

 

“Un minuto, Alto Total contra la violencia hacia las mujeres” es la convocatoria para este día, de las colectivas feministas que en todo el país intensifican la lucha, a pesar de la crisis de salud y la económica, pues no se pueden bajar la guardia y de nuevo tomarán las calles, las redes y alzarán la voz. Este año, en cuarentena, con menos movilidad urbana, con más tiempo en casa, nuestro país registra 34 mil 608 homicidios dolosos contra mujeres y mil 12 feminicidios. 

 

Desde hace dos décadas, cada año, en este ciclo se pide a las naciones, gobiernos y sociedades que paren la violencia hacia la mujer, veinte años de un grito desesperado que nadie escucha, más eventos, discursos y campañas. Y estamos como al principio de la declaratoria. Esta efeméride se decretó en diciembre de 1999 y se eligió la fecha para recordarnos el asesinato de Patria, Minerva y Maria Teresa Mirabal en República Dominicana en 1960. Hoy ocurren en México once o doce feminicidios al día, cruel constancia de que no hemos avanzado.

 

Este año se confirma que con la llegada del Covid 19 se han intensificado todo tipo de violencia contra las mujeres y las niñas, sobre todo la violencia doméstica. La violación a los derechos humanos de este segmento poblacional persiste y ahora se cobija con más impunidad por la pandemia, el silencio, la estigmatización y vergüenza de las víctimas, así como la inacción del Estado es el manto protector de los perpetradores de la violencia.

 

ONU MUJERES refiere que “En general, la violencia se manifiesta de forma física, sexual y psicológica e incluye: violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, femicidio); violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético); trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual); mutilación genital, y matrimonio infantil.

 

Además de todo esto, en México hoy se hace el paro de mujeres de un minuto, en toda actividad profesional y doméstica, y luego más movilizaciones, marchas y protestas, para clamar por el respeto a la libre manifestación, justo cuando la CNDH ha denunciado a las madres de la “Okupa” en la Fiscalía de Justicia, en un acto intimidatorio que las feministas llaman “embestida del gobierno contra las mujeres” presenciamos así otra “cacería de brujas por parte de las autoridades.”

 

Hoy es un día más del color naranja emblemático de esta efeméride, pero todos los días son negros de luto o rojo sangre. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *