En Boca de Todos / La apología del machismo

Por Guadalupe Escobedo Conde

                                             

Tomás y Rigoberto, son personajes ficticios que están de moda en las redes sociales y con base a sus conductas hilarantes, la red se inunda de bromas sobre el machismo y la misoginia. Pero el tema de la violencia hacia la mujer no es ningún chiste.

 

Y son dos mujeres las que posicionan a estos personajes como referentes del mexicano actual, dicharachero, mentiroso, abusador, flojo, acosador, hiriente, manipulador, en fin, un estuche de porquerías para retratar como son en la cotidianidad de muchos hogares mexicanos. Ellas en la cocina y al cuidado de los hijos, ellos en la sombra, cerveza en mano y justificando siempre su falta de empatía con los temas femeninos.

 

La youtuber Herly RG es la mexicana que está en tendencia en Tik Tok en su versión masculina de Tomás, con los filtros de esa aplicación transforma su rostro y da vida y palabra al hombre misógino para exponer sus opiniones frente al aborto, los feminicidios, la violencia y el acoso sexual; en entrevista para el periódico español El País, la chica de cabello rosa explica que tiene poco con este espectáculo que pretende visibilizar los problemas sociales que aquejan a las mujeres en nuestro país, ha sido duramente criticada por violencia de género hacia ellos, pero se escuda un poco en su ingenuidad y sostiene que es sólo un juego de monólogos y su intención es buena; aunque no tiene participación activa en colectivas de mujeres, no conoce muy bien la causa, pero dice que está dispuesta a aprender sobre el feminismo.

 

Con más tablas en el ambiente artístico, la regiomontana India Yuridia nos presenta a su esposo Rigoberto, y de pronto hombres y mujeres norestenses hacen química con el personaje, se ven reflejados en muchas situaciones jocosas, sobre todo cuando se trata de carnes asadas, borracheras, convivios familiares y agresiones en situaciones de pareja y con los hijos. Se divierte con su oficio y de la tragedia hace comedia. La comediante tampoco se ha documentado lo suficiente para entender a las mujeres que reclaman por su vida en las protestas callejeras, o las que han dejado sus oficios para dedicarse de tiempo completo a la defensa de los derechos humanos de las féminas. Pero entretiene.

 

El humor siempre nos salvará de las horas aciagas, y como México no hay dos, por eso aquí hasta las mujeres se pintan solas para reírse de sus situaciones amargas.

 

Así como ellas, existen ya infinidad de versiones de personajes virales que hacen eco de estas propuestas humorísticas, se retratan a sí mismas y replantean sus propias experiencias. Sin embargo, entre broma y broma, la verdad se asoma.

 

Nunca estaré en contra de lo que nos salva, que es la risa, esa carga de dopamina, que dice la ciencia necesitamos todos los días para liberar estrés y cargarnos de buena vibra, y las redes tienen bastante carga humorística, sobre todo para entretenernos en el confinamiento. Pero hasta con las panaceas debemos tener cuidado, las dosis en exceso pueden convertirse en veneno.

 

Hay que tener bastante cuidado con la delgada línea del humor y la cruda realidad de la desigualdad social y de género que priva en nuestro país, el machismo ha sido el terror de muchas y no es risorio que se mantengan las costumbres de opresión sobre las mujeres, resulta fácil reírse de las tragedias de las otras, por eso hacen falta filtros éticos para no seguir promoviendo los estereotipos de género que tanto daño hacen a toda la sociedad.

 

No demos coba al machismo que fortalece al patriarcado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *