En Boca de Todos / La prensa antídoto para la desinformación

Por Guadalupe Escobedo Conde                 

 

En medio de la crisis sanitaria, este 3 de mayo Día Mundial de la Libertad de Expresión, la ONU pidió al mundo revalorar el papel crucial de los medios de comunicación para ayudar a la población a tomar decisiones bien informadas.

 

“La prensa nos brinda el antídoto: noticias y análisis verificados, científicos y basados en la realidad” posteó Antonio Guterres al reconocer que a pesar de la importante labor de los periodistas para contrarrestar la infodemia, en este momento, están siendo objeto de más amenazas y restricciones en su labor.

 

Previo a la celebración y en el contexto de la pandemia, Michelle Bachelet, Alta Comisionada para los Derechos Humanos en la ONU, machacó que los presidentes de México y Estados Unidos atacan a la prensa y medios de comunicación por la presión y críticas que reciben ante las malas decisiones políticas sanitarias. Pidió proteger a los periodistas del acoso, las amenazas, la detención, censura y mantenerlos a salvo a todos.

 

“No es el momento de culpar al mensajero” ha dicho explicita Bachelet tras recordar al mundo que una prensa libre siempre es esencial, pero que nunca se ha dependido más de ella que durante esta emergencia mundial de salud. Sin embargo con discursos desde el poder se crea un ambiente hostil para su seguridad y ejercicio periodístico. En lo que va de la cuarentena se han documentado cerca de 20 incidentes de agresiones a comunicadores por su labor de investigación.

 

Tal conmemoración también nos recuerda que ser mujer y periodista es profesión de doble riesgo. La Red Internacional de Periodistas con Visión de Género (RIPVG) en su declaración por esta fecha, señala que con la pandemia se recrudecen las amenazas a la libertad de prensa y que la crisis sanitaria y económica podría profundizar las violencias y desigualdades de género en los medios de comunicación.

 

La RIPVG hizo un nuevo llamado a reflexionar sobre el contexto de las agresiones que enfrenta el periodista en medio de la pandemia por el coronavirus SARS CoV2, los riesgos a la salud y seguridad de los trabajadores de la información que están en la primera línea para comunicar a la población.

 

Y apuntan que “las mujeres periodistas, que sufren doble o triple riesgo en el ejercicio de su profesión, hoy quedan más expuestas a todo tipo de violencia como la física, económica, psicológica y digital.”.

 

Piden a  las naciones garantizar un entorno seguro y tomar en cuenta el impacto diferenciado de la pandemia para mujeres y hombres periodistas; a las empresas que doten de equipo de protección personal sanitaria a sus comunicadores; fortalecer la prevención de violencia con perspectiva de género; combatir la impunidad en ataques a la libertad de expresión y los periodistas; dar más impulso al periodismo feminista, detener el acoso y hostigamiento sexual en las salas de redacción y romper el techo de cristal y brecha salarial.

 

En cuarentena, fueron las ONG’s las que visibilizaron la efeméride, que pasó casi desapercibida en los mensajes políticos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *