En Boca de Todos /                                    Febrero loco y el presidente otro poco

En Boca de Todos

Por Guadalupe Escobedo Conde 

No importa cuando lean esto.

En el México nuestro de todos los días, no salimos nunca del asombro, el presidente, el de turno, siempre nos lleva de una noticia a otra noticia tan, pero tan descabellada, que pareciera que juegan con nuestros sentimientos.

 

Del ayer, Alejandro Rosas y Julio Patán documentan en dos tomos el “México Bizarro, El País que no quieres recordar” presentan un compendio de casi 200 historias del espectáculo, el deporte y la política a la mexicana. Es una especie de cuento macabro para quitarle el sueño a cualquiera, narrativas de la Mata viejitas, el Rey de la Basura, la Paca, la huelga de hambre de Salinas, la niña Paulete de Peña, el “defenderé el peso como un perro” de López Portillo o el “ni nos beneficia, ni nos perjudica, sino todo lo contrario de Luis Echeverría, una mescolanza desde la conquista hasta la actualidad. Los ocurrentes historiadores cuentan que la idea de publicar estos libros les surgió estando de fiesta, en una borrachera platicando sobre lo inverosímil que pasa en este país.

 

La lectura del anecdotario es como un repaso chistoso a nuestra historia reciente, como sabemos, lo que un día es tragedia con el paso del tiempo se nos convierte en comedia y así lo que un día fue la peor pesadilla al otro es como un mal chiste en el país más surrealista que nos toca vivir.

 

Lo bizarro en la actualidad va desde la desaparición “forzada” de la corrupción, que todavía nos merodea; el huachicol, que como el sancho nadie habla de él pero de repente una explosión lo hace visible; la crisis de un sistema de salud que dice el presidente goza de cabal fortaleza; las mañaneras, que todos los días dan material para una enciclopedia de lo impensable y desde luego la rifa de un avión, que nunca sucederá. La 4T es todo un circo, dice Patán en sus entrevistas y adelanta que de este período podría sacar un “Seminario de lo insólito, con lo absurdo de la 4T”.

 

La diferencia del ayer y hoy es que ahora los avasalladores memes le ganan a cualquier historiador para documentar los hechos. Pero todo lo que nos ha pasado y nos sigue pasando como país es culpa de la impunidad, de la mala impartición de justicia y la política corrupta que se disfraza como circo para mantenernos relajados o en el relajo.

 

El más reciente chiste presidencial, ese del avión no es ni medianamente lo más surrealista que nos ha pasado, tampoco será el último tango de la actual administración, así que aquí de aburrimiento, nadie se muere.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *