Volver a los vivos

Comparte con tus amigos

Volver a los vivos

Cinthya Barrón

 

El paso de los meses se vuelve más rápido conforme se llega a la edad adulta. Todavía no nos aliviamos de Semana Santa cuando ya estamos pensando en las vacaciones de verano y el pozole de Septiembre. Con esa rapidez nos llega octubre y cuando menos lo contemplamos ya tenemos catrinas y pan de muerto en las tiendas y los aparadores. Eso sin contar que Navidad se mimetiza con el verde, blanco y rojo de las fiestas patrias.

Las tiendas me avisan en cuál mes estamos. Hace una semana que vi en la plaza una sesión de fotos de catrinas y reparé que en dos meses se acaba el año. Caray, qué poco nos duró el gusto.

Pareciera que el tiempo tiene la misma vigencia que las campañas publicitarias. El desfile de catrinas y calaveras de esta semana me hace pensar que cada vez celebramos más a la película Coco y nos olvidamos del Día de Muertos. Disney hizo bien su trabajo. Pero estas calaveras que tan jocosamente aceptamos en su modalidad drag queen me pone a reflexionar en lo efímero del año y de la vida.

Según el tema de Coco el día de muertos es recordar a los que no están. Pero ¿y si además de recordar a los que se fueron también pensamos en lo que tenemos a nuestro alrededor? Si la vida se va tan rápido por qué no aprovechar el valioso tiempo que pasamos en este mundo para disfrutar a quienes tenemos cerca, incluso a esas personas que por alguna razón se han alejado.

Atendiendo a la costumbre de esperar a los muertos que regresan en estas fechas también podríamos agendar volver a los vivos, a esos que hemos dejado en una cita para después. Que los altares y ofrendas sean el reencuentro y el abrazo, una llamada o un mensaje. En este día recordemos a los difuntos no solo en muerte, también vamos a considerar a las personas en vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *