Tengo otros datos, tengo otro México

Comparte con tus amigos

En Boca de Todos

Por Guadalupe Escobedo Conde

 

                                   Tengo otros datos, tengo otro México

 

En resumidas cuentas, habitamos un país pintado de rosa, dibujado a conveniencia de cada gobernante y aunque nos empeñamos en ser realistas, nos convocan a cerrar los ojos, ilusionarnos con escenarios utópicos, como si huyendo de la realidad, por decreto, se acabaran todos los problemas sociales. El presidente debe tener unos ojos biónicos con poderes espectaculares que le hacen ver las cosas muy distintas a como las ve el resto de la nación. Todo depende del cristal con que él mira.

 

Los “otros datos” del informe de los primeros siete meses de la 4T, ya son desmenuzados por los especialistas politólogos y economistas, sobre todo estos últimos que ojalá nos ayuden a entender las cifras de ahorro y finanzas sanas que nos anunciaron.

 

Hora y media de un discurso triunfalista, donde el orador dejó de lado el lenguaje incluyente, tal como está en el Plan Nacional de Desarrollo sin un principio rector de igualdad de género, pero sí la presunción desbocada, 78 de 100 compromisos ya cumplidos, ¡¡¡Histórico!!! Todos contentos porque por lo menos un persona de cada familia en México cuenta con un apoyo federal, la mía no. Todos eufóricos porque lo ahorrado va directo a apoyar a los que menos tienen, pero, aun así, sigue existiendo gente carente de alimentos y en marginación social. El gabinete en pleno aplaudiendo al gobernante que presume cero corrupción y nepotismo, sin embargo las críticas en las redes documentan casi las mismas circunstancias de sexenios anteriores.

 

Fue un día más del presidente AMLO, dueño de los escenarios y la escena mediática como lo ha venido haciendo desde hace un año, nada nuevo, nada extraño, sólo en sus elogios, que, en boca propia se convierten en vituperio, pero no importa, nada cambia, es como la religión, dogma, sin auto critica, ni reflexión, insistir y machar en lo mismo, a ver si terminamos creyéndolo.

 

El México de los otros datos, se nos estampa todos los días en la cruda realidad que viven los migrantes en su travesía; las mujeres violentadas que ahora cuentan con menos recursos de las OSC; los niños sin estancias infantiles; los jóvenes que no alcanzaron becas; los adultos mayores que desconocen el rumbo del seguro popular y los miles de enfermos que siguen sin medicamentos y sin centros médicos dignos; la terca realidad que nos diluye el color rosa y nos tiñe de rojo, que nos ancla en el piso y no nos permite echar campanas al vuelo, porque la república está en pausa.

 

 

 

La algarabía que inundó el zócalo no es más que el aferramiento del sistema político de siempre, el de las costumbres arcaicas, con acarreos y los baños de pueblo.

 

En Boca Cerrada

La actual legislatura local, a cargo del diputado Glafiro Salinas, ejecuta el sistema de Gestión de Género que propicia políticas y prácticas organizacionales con perspectiva de género y durante este mes se somete a la evaluación  del Instituto Mexicano de Normalización y Certificación A.C. que califica los criterios que se deben cubrir para un entorno de igualdad laboral y no discriminación, con código de ética y mecanismos para prevenir, atender y sancionar las prácticas discriminatorias y la violencia laboral. Es el de Tamaulipas uno de los congresos estatales del país que más apuesta por la capacitación y certificación laboral de su personal, lo que redunda en un mejor servicio para todos los tamaulipecos. 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *