Acoso sexual denunciado en redes

Comparte con tus amigos

 

–Reportaje Especial

La línea tan delgada entre la galantería y el acoso, marca también la diferencia entre la vida y la muerte de una mujer en México. El acoso sexual tipificado con base a legislaciones locales se hace visible ahora por las redes sociales. Antes un tabú, hoy una expresión que raya en la frivolidad y se nos refleja en las pantallas digitales.

Para MARTA LAMAS antropóloga y estudiosa de los fenómenos sociales que afectan los derechos humanos de las mujeres, la denuncia anónima que mujeres acosadas han vaciado en twitter es un reflejo de la gravedad de esta problemática que vino a hacer explosión con el activismo de los #MeToo. Pero debe atenderse desde un tamiz cultural, más que punitivo, redefinir reglas de convivencia y combatir la violencia sin re victimizar al género.

El activismo viral feminista que ha colocado en las redes el tema del feminicidio, el acoso sexual, el hostigamiento laboral y la inequidad social por género en todo el planeta. Inicio con el brillo de la fama desde Hollywood, mujeres empoderadas defendiéndose de sus acosadores,  el eco mundial no se hizo esperar. Argentina, España y México fueron los primeros países en responder al llamado para denunciar el acoso sexual.

En México a diferencia de otras naciones, la cultura impuesta desde la conquista ha marcado la tradición de aguante de la mujer respecto a la postura machista y patriarcal. Pero ya nunca será igual.

El Suicidio de ANTONIO VEGA GIL, músico, fotógrafo, escritor y fundador de la banda Botellita de Jerez marca un hito en esta historia. El cuestionamiento queda para la vida ¿lo mato el feminismo o el machismo? Desde el anonimato del MeTooMúsicos fue acusado de acoso presuntamente ejercido sobre una menor hace 14 años. El desenlace fatal nos pone ahora a reflexionar sobre el movimiento y el persistente acoso sexual hacia la mujer.

¿Por qué elevar la voz desde el anonimato? ¿Por qué el juicio mediático y no el legal? Para el jurista EUCARIO ADAME PÉREZ, Juez de Distrito Especializado en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal de Tamaulipas, con Sede en Ciudad Victoria, la falta de respuesta institucional ante casos de violencia de género, genera desesperación y reclamos legítimos en redes. “La inacción de los medios oficiales precisamente es lo que ha generado ese nivel de desesperación, y ese reclamo de alguna manera legitimo por parte de quienes han sido víctimas de abuso, sobre todo mujeres en redes sociales. Lo que debe secundar a ese activismo a esas denuncias que se ha hecho por parte de víctimas de abuso, es precisamente la acción el estado de emprender la investigación correspondiente, o bien de continuar las que están abandonadas hasta esclarecer los hechos y cumplir el propósito de castigar al culpable”

“Tienen cierta eficacia y por la naturaleza y la gravedad de los hechos obligan a las autoridades investigadoras a iniciar, precisamente eso, la investigación con el ánimo de esclarecer los hechos, sean ciertos o falsos, lo importante es realizar investigación sobre los mismos, darle seguimiento y estar abiertos a la posibilidad de que quienes lo hacen de manera anónima lo haga en mejores condiciones, y en el caso de los que ya hay una investigación iniciada, y precisamente  la denuncia en redes sociales secunda la inactividad del estado, pues tener la buena voluntad y la buena disposición de reanudar el desarrollo de esas investigaciones”, señaló.

Las interacciones mediáticas y en redes sociales provocaron que por primera vez un presidente hablara del tema, que el INMUJERES enviará un comunicado para avalar los movimientos feministas y reiterar cero tolerancia ante el acoso sexual a las mujeres. Pero ¿Qué debemos entender por acoso sexual? El Juez lo explica:

“En términos generales sería cualquier coacción, limitación o sobrepaso a la libertad que tienen las personas que tienen tanto hombres como  mueres de decidir libremente con quien relacionarse sexualmente o incluso no necesariamente desde un punto sexual estricto, pero tiene este tipo de contacto con ánimos sexualizantes”, comentó.

Ante la denuncia correspondiente, el castigo dependerá de cada entidad, pues es un delito del fuero común, pero en todos los casos una investigación efectiva debiera concluir con la determinación de una sanción.

“Para empezar, la mujer debe de estar consiente al denunciar que cuenta con un ministerio público que por principio es el que está obligado a probar, y que ella tiene hasta cierto punto una posibilidad de aportar algunos elementos al ministerio público, pero que es él, quien finalmente tiene la responsabilidad, como lo marca la institución, de realizar una investigación exhaustiva y sobretodo atendiendo a la gravedad del hecho denunciado”, dijo

“Con investigación exhaustiva y efectiva, no hay de otra en todos los delitos ese es el gran reto que tenemos las autoridades que estamos involucradas en las justicia penal, particularmente en México, en todos los fueros, el federal tanto en el común, debemos seguir avanzando en el desarrollo de investigaciones efectivas que concluyan no solo con la determinación de que una persona no es responsable, sino con la identificación de quien si lo es y conllevar a esa persona hasta un escenario de juicio oral donde se pruebe, como lo exige la constitución, más allá de dudas razonables, culpabilidad”, añadió.

Aunque los debates virtuales en ocasiones no pasan de la red, estos son cada vez más necesarios, son voces que se suman a los reclamos sociales por una mejor convivencia, en el caso del MeToo Mujeres sensibilizan a la sociedad y a los impartidores de justicia, ante temas tan complejos que deben atender con urgencia.

Desde el punto de vista psicológico, el suicidio puede ser desencadenado por varios factores que afectan al individuo en un momento determinado. En tanto que el acoso sexual se percibe de distintas formas por quien recibe la agresión y quien la ejerce, los dos temas de actualidad deben entenderse en un contexto formal que incluye la educación, la cultura, salud sexual, mental y entorno

En la reflexión de la doctora GUADALUPE ISABEL CEBALLOS, Investigadora y académica de la UAT especialista en estudios de género y violencia hacia la mujer, la plataformas digitales pueden ser utilizadas para la denuncia, pero con precaución.

“Se debe tener extrema precaución en este tipo de plataformas, pues a pesar de ser creadas para un buen fin,  al no regularse, en este caso aceptar testimonios bajo la máscara el anonimato, se prestan a la mentira, a la venganza o simplemente a un mal uso de ellas. Considero que las mujeres al sentirse ignoradas, devaluadas o inclusive exageradas por quienes se supone deben cuidar de su integridad, llámese familia, escuela, trabajo, instituciones de gobierno, incluida la que se encarga de repartir justicia, no les queda más remedio que organizarse para hacerse visibles. Esconderse en el anonimato, ya se vio que trae consecuencias que pueden traducirse en mentiras o en venganza sin fundamento”.

En México la estadística del INMUJERES reporta que 40 por ciento de la población total de mujeres ha sufrido algún tipo de abuso, 70 por ciento de las violaciones ocurre en el entorno cercano, familiar, o social. Las mujeres entre 15 y 45 años tienen más probabilidades de ser violadas o asesinadas que de enfermarse de cáncer o VIH. El acoso sexual laboral vertical es el más grave y el que menos se reporta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *