Desarrolla científico de la UAT investigación en fármacos para dolor de huesos

Comparte con tus amigos

En México hay 50 millones de personas con afectaciones en el sistema óseo, una de cada cuatro mujeres mayores de 65 años previsiblemente sufrirá una fractura y uno de cada siete hombres de esa edad, además hay 10 millones de diabéticos que están en gran riesgo de sufrir una fractura.

lo anterior lo señaló Juan Jiménez Andrade académico de la UAT.

Bajo esta circunstancia,  desde hace siete años, el académico ha centrado sus investigaciones en el análisis de los mecanismos que subyacen en el dolor y la pérdida ósea asociados a enfermedades músculo-esqueléticas que han contribuido al mejor entendimiento del dolor oncológico-óseo y del artrítico.

También han sido la base científica en el diseño de ensayos clínicos para evaluar el efecto analgésico de nuevas moléculas o las ya utilizadas para otro propósito terapéutico en condiciones de cáncer de hueso, artritis reumatoide y osteoartritis.

“Llevamos siete años trabajando en colaboración diferentes instituciones del mundo, con el objetivo de mover fármacos de la fase preclínica a la fase clínica, esto quiere que estos fármacos que estamos probando en el laboratorio y caracterizado de manera molecular sean evaluados en seres humanos, ya se están vendiendo por ejemplo dos medicamentos que evaluamos para tratar el dolor oncológico”.

Esta línea de investigación tendrá repercusiones relevantes para la práctica clínica y el tratamiento de un padecimiento que ya representa un problema de salud en México.

El doctor Juan Jiménez está adscrito a la Unidad Académica Reynosa Aztlán, ha publicado 52 artículos en revistas indizadas y hasta julio pasado contaba con 980 citas.

En 2017 obtuvo el premio nacional Miguel Alemán en salud por sus estudios en materia de cáncer.

Ha sido profesor visitante en el Departamento de Fisiología del Instituto Karolinska en Estocolmo Suecia y en el Departamento de Anestesiología de la Universidad de California-Campus San Diego de Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *