LA BARRICADA / Pueblo bicicletero

Pueblo bicicletero

Cinthya Barrón

 

Hace días circularon en redes sociales imágenes del alcalde de Cd. Victoria Xicotencátl González Uresti en bicicleta sobre la Avenida Francisco I. Madero. La intención de esto era promover el uso de la bicicleta como medio de transporte, incluso el jueves 15 el gobierno municipal convocó a un paseo familiar en bici. Si bien esto no es nuevo, ya que desde la administración pasada el DIF municipal convocaba a rodadas nocturnas cada cierto tiempo, lo que me llama la atención es ver y saber que varios miembros de la actual administración sí tienen la vocación del ciclismo urbano. Por eso creo que estas líneas pueden llegar a buen puerto, porque en esto de promover la bicicleta como medio de transporte se requiere un enorme esfuerzo pero también una enorme compromiso de las autoridades.

Desde 2015 soy una feliz y orgullosa ciclista urbana. Desde tiempo antes tenía ganas de usar la bicicleta para moverme en la ciudad pero tenía mucho miedo, como es natural que se tenga en una ciudad donde la gente no respeta ni siquiera al peatón y se vive en el eterno culto al automóvil. Sin embargo me animé y adquirí una bicicleta urbana con la cual empecé a realizar tramos cortos y en lugares cercanos, con ella aprendí otra manera de leer las calles y las vialidades de la ciudad. También aprendí que no todas las bicicletas funcionan en todos los terrenos y todos los tramos, especialmente en una ciudad llena de baches. Para un coche caer en un bache puede provocar daños materiales, para un ciclista caer en un bache puede provocar un accidente mayor.

Y no solo son los baches, también es la cultura vial de los automovilistas, es lidiar con la impaciencia de los conductores del transporte público, con la gente que se estaciona en doble fila, con los que ven a los ciclistas como un estorbo. Si algo he aprendido en estos años y kilómetros recorridos es que como ciclista debo alejarme de: a) los micros b) las mujeres al volante c) los autos con placas americanas/UCD/ONAPPAFA d) Las mujeres al volante de un auto con placas americanas/UCD/ONAPPAFA y además hablando por celular. Si usted no es de esa enorme cantidad de conductores antes citados que ven las calles como un campo de batalla para demostrar quien llega antes, le felicito, créame que muchos ciclistas le debemos la vida.

Promover el uso de la bicicleta no es solo hablar de los múltiples beneficios físicos y ambientales, sino también demostrar a las personas que pueden salir a la calle sin miedo a ser atropelladas. Para esto se requiere de una educación vial que contemple ejecutar el reglamento de tránsito no como un manual para portarse bien, sino con las multas y sanciones necesarias para que los conductores se den cuenta que no es solo sugerir hacer bien las cosas, es exigir que se hagan bien las cosas. Y esto aplica para los conductores y para los ciclistas.

Hace no mucho trascendió en medios locales la muerte de un ciclista atropellado por una chica en aparente estado de ebriedad en el libramiento Naciones Unidas. Se hablaba de una chica de familia acomodada y de un ciclista que regresaba a casa después de una jornada como velador. Una muerte que quedó impune, como quedan impunes muchos delitos y muertes de ciclistas en México. Una muerte que a los que andamos en bici nos conmovió de más porque al transportarnos no tenemos protección maes que la precaución de respetar carril, portar luces y casco. Y claro, la buena voluntad de los conductores que sí son respetuosos y saben que en una bici va una vida.

Yo sueño con que Ciudad Victoria sea un pueblo bicicletero como lo es Amsterdam, Copenhague o Tokyo y siempre seré una entusiasta de la bicicleta, pero también espero que la alcaldía ayude a ejecutar un plan de vialidad que le baje dos rayitas a los privilegios de los coches para que la gente salga sin miedo y con mucho gusto se anime pedalear por toda Ciudad Victoria y ¿por qué no? por todo Tamaulipas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *