En Boca de Todos / Re victimizar

En Boca de todos
Por Guadalupe Escobedo Conde
Re victimizar

Sin reparar mucho en ello, nos estamos acostumbrando a un nuevo léxico, tenemos ahora en nuestro vocabulario coloquial palabras que antes se mencionaban sólo en los juzgados, las oficinas de los abogados o en terrenos ajenos a la mayoría. Ahora con más acceso a la información todos nos hemos vuelto más conocedores de estos nuevos términos. Re victimizar parece una nueva palabra, aunque no lo es, cada vez se nos hace más familiar. Se le menciona en casi todos los discursos y los mexicanos bien conocemos ya su significancia.

El término refiere a un individuo afectado en sus derechos y vuelto afectar al momento de buscar justicia; el significado de víctima se refiere a un sujeto o comunidad que sufre afectaciones físicas, mentales, emocionales o financieras como consecuencia de no ser atendidos sus derechos fundamentales consagrados por los países en sus legislación, se refiere a acciones u omisiones que violen el marco legal vigente para los Estados, en tanto que la doble victimización se visualiza más en los procesos judiciales, las víctimas y sus familias son re victimizados por el sistema, se le conoce también como victimización secundaria o doble victimización, es cuando se produce a la víctima un sufrimiento agregado por parte de instituciones que deberían atenderle, la autoridad que debiera estar para repararle el daño, pero que por el contrario en muchos de los casos aumenta su dolor.

Las primeras veces que leí sobre esta referencia, victimización secundaria, se trataba de casos de agresiones a mujeres y feminicidios, otra palabra que se agrega al uso común en nuestro léxico. Ahora vemos que se puede re victimizar al pobre, que es mal atendido con programas sociales, a los niños y adolescentes a los que les son negados sus derechos, a los familiares de los desparecidos.

En nuestro país el gobierno federal entrante está abusando del indicativo, los nuevos políticos que entraran en funciones hasta dentro de 40 días, buscan congraciarse con las víctimas del sexenio que aun no fenece, pero no lo logran, la falta de sensibilidad y pericia política los enreda, y vuelven a victimizar a las víctimas. No hay foros, consensos o acuerdos que valgan si no entienden el dolor que se expande por toda la república.

Así, como los que se van con PEÑA NIETO que nunca entendieron que no entendieron, los que llegan con la venia de LOPEZ OBRADOR no entienden porque no ven, no escuchan. Con la confusión de los dos foros se perdió el foco, nos entretuvieron con las formas y perdimos el fondo del problema.

En boca cerrada
El sustantivo de esta temporada es “corrupción” y su adjetivo, “corrupto”, tiene también mucha resonancia y en paridad de género, cada vez tenemos más notas de las corruptas.

Este martes los legisladores federales no bajaron de corrupta a Rosario Robles quien intentó justificar, sin éxito, los millonarios desvíos de las secretarias que presidio en este sexenio, nada más y nada menos que de la SEDATU y la SEDESOL, las que más deberían velar por los que menos tienen. Ella se defendió y utilizo la frase “violencia política de género”, lema de moda también, pero otra mujer le contesto, Martha Tagle y al tú por tú se liaron con las palabras. “No te equivoques” le dijo la diputada a la funcionaria saliente, “la corrupción duele, la corrupción mata”.

Luego las mujeres hablaron de feminismo y sin sororidad dieron una cátedra del nivel de la política que nos merecemos.

En la nube
#65AñosYContando.- El Congreso de Tamaulipas resaltó la importancia de la mujer tamaulipeca en la vida política y social del Estado, y el legislativo tamaulipeco va más allá de tal reconocimiento, cuenta ya con la certificación oro en igualdad laboral y no discriminación.

@LupitaEscobedoConde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *