Graham Bell, inventor del telefono.

Un día como hoy muere el inventor del teléfono: Alexander Graham Bell

Comparte con tus amigos

En la actualidad es difícil imaginar no contar con un teléfono celular que nos mantenga conectados entre sí y que nos ayude en nuestras labores diarias, pero ¿cuál fue el antecedente? ¿quién fue el inventor de este aparato que ha evolucionado a través del tiempo y que se ha vuelto parte de nosotros y de nuestra vida?

Se trata de Alexander Graham Bell, personaje nacido en Edimburgo, Escocia en el año de 1847, cuya formación transcurrió dentro del seno de una familia de logopedas. Tanto su abuelo como su padre fueron especialistas en esa materia y con el tiempo él mismo decidió continuar esa tradición familiar para enseñar a hablar correctamente a las personas.

Los resultados de sus experimentos concluyeron con la invención del teléfono en 1876. Este dispositivo traspasó rápidamente las fronteras de los Estados Unidos de Norteamérica y un año después se dio a conocer en Europa. En 1878 , Bell inauguró la primera central telefónica en New Haven, Estados Unidos y en 1884 se efectuó la primera comunicación de larga distancia dentro de ese país entre las ciudades de Boston, Massachusetts y New York.

Alexander Graham Bell falleció en Baddeck, Canadá, el 2 de agosto de 1922, dejando 18 patentes de inventos realizados por él.

Desde su invención, el teléfono se convirtió en un dispositivo prácticamente indispensable para el desarrollo de la civilización. Aunque Bell tuvo plena conciencia de lo que significaba el teléfono para la humanidad, seguramente nunca imaginó que un siglo después a través de una línea telefónica se pudiera transmitir no sólo sonidos, sino también datos e imágenes.

Tampoco pudo imaginar que un día se pudiera llevar un teléfono en el bolsillo, ni que, finalmente, tal como había sido su propósito, personas sordas o mudas pudieran comunicarse entre sí o con otras personas a través de un sistema telefónico y una pantalla diseñada especialmente para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *