Enfermedades entéricas

Comparte con tus amigos

En esta ocasión hablaremos de las enfermedades entéricas que son padecimientos que tienen que ver con problemas gastrointestinales.

Durante la época de calor debemos tener cuidado con las bebidas y los alimentos que probamos tanto en la calle como en el hogar, pues con el aumento de las temperaturas se produce un ambiente propicio para generar bacterias que pueden enfermarnos.

La descomposición de los alimentos debido al calor, la dificultad de obtener agua potable y una higiene inadecuada aumentan las probabilidades de enfermarnos.

Entre las enfermedades entéricas se encuentran la hepatitis A, la fiebre tifoidea, el cólera entre otras.

La hepatitis A,  se caracteriza por producir una inflamación en el hígado, este virus se transmite a través de la vía fecal-oral, ingiriendo agua contaminada o alimentos preparados con poca higiene y por contacto estrecho con quien esté infectado.

Los síntomas incluyen fatiga, nauseas, vómitos, color amarillento en piel y ojos,  y en algunos casos la orina puede presentar un color café obscuro.

La fiebre tifoidea se contagia por consumir alimentos contaminados con heces fecales o beber agua igualmente contaminada. Es causada por la bacteria salmonella tipi y los síntomas pueden ser: pérdida de apetito, malestar generalizado, debilidad, dolor de cabeza y estreñimiento.

En un par de días pueden presentarse fiebre de hasta 40° y complicaciones severas como lesiones cardiacas y hemorragias gastrointestinales.

El cólera es causado por vibrio cholerae debido a la falta de higiene y aguas contaminadas.

Dentro de los síntomas se pueden presentar náuseas, vómito y diarrea.

Para prevenir estas enfermedades, sigue las recomendaciones que desde el sazón de su salud te damos:

Lávate las manos antes y después de preparar alimentos,  de comer y después de ir al baño,  manipular dinero y también toser.

Consume frutas y verduras bien desinfectadas o bien cocidas.

Refrigera los productos destinados al consumo y hierve el agua antes de beber si no está purificada.

Evita la contaminación cruzada separando los alimentos crudos de los cocidos.  Así mismo lava cuidadosamente los utensilios de cocina.

Y recuerda mantener una higiene correcta en cocina y baños.

Si tienes algún síntoma de alguna enfermedad entérica no dudes en consultar a tu médico.

Desde el sazón de su salud enviamos un gran saludo a Rubén Camero y Lizzy Brown que nos siguen por nuestra página de Facebook.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *