Tamaulipas y los rostros de su diversidad

Comparte con tus amigos

• Movimientos migratorios favorecen la diversidad en el Estado.
• Se incrementa el número de hablantes de lengua indígena.
• Aumenta el número de tamaulipecos que no profesan ninguna religión.

Cada persona, cada individuo aún y cuando viva en una misma comunidad tiene diferentes formas de pensar y actuar, profesa creencias distintas e incluso puede hablar una lengua distinta.

La diversidad constituye una fuente de riqueza y de conocimiento, de ahí que hoy en día el tema de la diversidad cultural ha cobrado enorme relevancia a nivel mundial debido a los procesos de reconocimiento que han impulsado los pueblos indígenas, a fenómenos sociales como la migración interna y externa que se vive y al desarrollo de las tecnologías de la información, así como a fenómenos derivados del proceso de globalización.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, la ONU, “las tres cuartas partes de los mayores conflictos tienen una dimensión cultural”.

Y añade que: “Superar la división entre las culturas es urgente y necesario para la paz, la estabilidad y el desarrollo”, ya que “la cultura, en su rica diversidad, posee un valor intrínseco tanto para el desarrollo como para la cohesión social y la paz”.

Es por ello que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), que con el fin de asegurar la preservación y promoción de dicha diversidad, el 2 de noviembre de 2001, en la trigésima primera reunión de la Conferencia General aprobó la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural y proclamó el 21 de mayo como “Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo”.

La pluralidad en el país.

México es uno de los países con mayor diversidad cultural del mundo: su patrimonio en materia de lenguaje está conformado por 11 familias lingüísticas, 68 agrupaciones de este tipo y 364 variantes, según cifras de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Datos del INEGI señalan que para 2015, Las lenguas indígenas que más se hablan en México son: Náhuatl (23.4%), Maya (11.6%), Tseltal (7.5%), Mixteco (7.0%), Tsotsil (6. 6%), Zapoteco (6.5 %), Otomí (4.2%), Totonaco (3.6 %), Chol (3.4 %), Mazateco (3.2 %), Huasteco (2.4 %) y Mazahua (2.0 %).

Superar la división entre las culturas es urgente y necesario para la paz, declara la ONU.
Superar la división entre las culturas es urgente y necesario para la paz, declara la ONU.

Oaxaca, Ciudad de México, México y Veracruz destacan tanto por su aporte de emigrantes como de inmigrantes recientes, situación que refleja el desplazamiento de salida y retorno a comunidades tradicionales de origen y destino de migración indígena.

Tamaulipas y los nuevos rostros producto de la migración.

Los movimientos migratorios favorecen la diversidad cultural, de acuerdo al INEGI en relación a la inmigración interna en el año 2010, llegaron en total 106 mil 410 personas a vivir a Tamaulipas, procedentes del resto de las entidades del país.

De cada 100 personas que llegaron:

• 40 provienen de Veracruz de Ignacio de la Llave,
• 11 de Nuevo León,
• 10 de San Luis Potosí,
• 6 del Distrito Federal y
• 4 de Coahuila de Zaragoza.

En el año 2010 llegaron en total 106 mil 410 personas a vivir a Tamaulipas.
En el año 2010 llegaron en total 106 mil 410 personas a vivir a Tamaulipas.

Por otra parte, a pesar de no ser considerada una entidad con población indígena, existen habitantes que al provenir de otros estados hablan otra lengua diferente al español.

De 2000 al 2010 esta situación se ha incrementado al pasar de 17 mil 118 a 23 mil 226 hablantes de lengua indígena lo que representa menos del 1% de la población de la entidad.

El Náhuatl con al menos 10 mil 29 personas que lo hablan es la lengua más representativa, le sigue el Huasteco con 4 mil 707 personas y Totonaca con 2 mil 215.

La mayor parte de esta población tiene entre 20 y 44 años, destacando por grupos quinquenales que el de mayor representatividad es el de 25 a 29 años al contabilizar un total de 3 mil 475 personas.

Disminuyen los católicos y aumenta el número de personas “sin religión”.

La religión forma parte de la diversidad cultural de un pueblo, en Tamaulipas aunque sigue siendo predominante la religión católica, el porcentaje de población que dicen profesarla ha disminuido en las últimas décadas.

Tan solo entre el año 2000 y 2010 el porcentaje de católicos en la entidad pasó de un 82.9 a 75.5 por ciento.

Aunque en los porcentajes se redujo, es importante destacar que el número de católicos se incrementó levemente al pasar de los 2 millones 12 mil 177 a los 2 millones 163 mil 331 en el mismo periodo.

Los datos se desprenden de los censos de población y vivienda del INEGI correspondientes a los años 2000 y 2010.

Cabe señalar que la entidad está por debajo del porcentaje nacional de católicos pues en el país el 83% de la población es católica.

Otro dato relevante es el hecho de que en Tamaulipas en el año 2000 un total de 118 mil 986 tamaulipecos declararon no tener ninguna religión, las cifras de tamaulipecos sin religión aumentaron en los siguientes años hasta llegar a los 192 mil 282 lo que representa el 6.7 del total de la población.

Superar la división entre las culturas es urgente y necesario para la paz, declara la ONU
En la entidad aumentó el número de personas que declararon no profesar ninguna religión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *